Prentsa

Desaparece un español tras ser abordado por paramilitares colombianos
20-11-1999
“El bote se partió y el impacto se lo llevaron Íñigo y el padre Jorge Luis, el resto tuvieron tiempo de quitarse las botas y agarrarse a los trozos de madera y a los bidones de gasolina”. Así contaba anoche parte del relato una trabajadora de la Diócesis de Quibdó, en la capital del departamento selvático del Chocó, al noroeste del país. También contaba cómo Íñigo y Jorge Luis iban iluminando el camino y cómo fueron abordados por una lancha, que al parecer eran paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia.

sigue leyendo…

Pocas esperanzas de hallar vivo al cooperante español en Colombia
21-11-1999
Decenas de pangas (botes) seguían buscando ayer al cooperante bilbaíno Iñigo Egiluz Tellería, de 24 años, y al sacerdote colombiano Jorge Luis Mazo Palacios, de 37, que desaparecieron en la selvática región colombiana del Chocó el jueves por la noche (madrugada del viernes en España). En Quibdó, capital del Chocó, se tenían escasas esperanzas de encontralos con vida. Testigos y compañeros de los desaparecidos señalan con el dedo a los culpables del suceso: los grupos paramilitares.

sigue leyendo…

Hallan muerto al cooperante español desaparecido en Colombia
22-11-1999
El cadáver del cooperante español Iñigo Egiluz, de 24 años, fue encontrado ayer sobre las cuatro de la tarde (nueve de la noche en españa) en el río Atrato, en la selvática región del Chocó (Colombia), después de tres días de intensa búsqueda tras su desaparición el pasado jueves, cuando una lancha paramilitar embistió la embarcación en la que viajaba Egiluz. También se encontró ayer el cuerpo sin vida del sacerdote colombiano Jorge Luis Maza, de 37 años.

sigue leyendo…

Llega a Bogotá el cadáver del cooperante español para ser repatriado a España
23-11-1999
Anoche llegó a Bogotá el cadáver de Iñigo Egiluz, el cooperante español de 24 años de la organización Hirugarren Mundua ta Bakea-Paz y Tercer Mundo (PTM)- que murió ahogado en las caudalosas aguas del río Atrato el pasado jueves, junto al sacerdote colombiano José Luis Maza, de 37 años. Los restos mortales de Egiluz fueron transportados a la capital colombiana a bordo de una avioneta privada, en la que viajaban su novia, Laura Agirretxea, y su hermano Aitor. Si se solucionan todos los trámites, es posible que hoy sea trasladado a Bilbao.

sigue leyendo…

El Gobierno vasco pide a Colombia que aclare la muerte del cooperante
24-11-1999
El Gobierno vasco apoyará la demanda de investigación judicial sobre la muerte del cooperante Iñigo Egiluz que ha interpuesto Hirugarren Mundua ta Bakea-Paz y Tercer Mundo (PTM), la organización no gubernamental para la que trabajaba el fallecido, según aseguró ayer su portavoz oficial, Josu Jon Imaz. El Ejecutivo autónomo pedirá también, a través de su Secretaría de Acción Exterior, la máxima colaboración del Gobierno de Colombia para aclarar los hechos.

Sigue leyendo…

Detenidos 9 paramilitares relacionados con la muerte del español en Colombia
25-11-1999
La policía colombiana detuvo ayer en la ciudad de Quibdó, capital del departamento selvático del Chocó, a nueve paramilitares a los que le atribuye la responsabilidad de la muerte del cooperante español, Iñigo Egiluz, de 24 años, y del sacerdote colombiano Jorge Luis Mazo, de 37, el pasado jueves. La diócesis de Quibdó, sin embargo, insiste en que los verdaderos responsables “siguen sueltos” y atribuye la operación policial “a la presión política”, no a una intención de esclarecer los hechos.

sigue leyendo…

Bogotá asegura que la muerte del español fue “premeditada y planeada”
26-11-1999
La detención de nueve paramilitares en la provincia colombiana del Chocó es “el comienzo de una investigación que va a buen paso”, aseguró ayer el vicefiscal general Jaime Córdoba Triviño. Algunos de estos detenidos, según la policía, podrían “estar implicados” en las muertes del cooperante español Íñigo Egiluz, de 24 años, y del sacerdote colombiano José Luis Maza, de 37, ahogados el pasado jueves en el río Atrato. La fiscalía descarta que el suceso fuera un accidente.

Sigue leyendo…

Los paramilitares colombianos aseguran que el español murió en un accidente
01-12-1999
El jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Carlos Castaño, reconoció, en carta enviada al obispo de Quibdó, la capital de la provincia del Chocó, que el accidente que le costó la vida al cooperante español Iñigo Egiluz, de 24 años, y al sacerdote colombiano Jorge Luis Maza, de 37, fue causado por una embarcación veloz de su organización, pero asegura que no fue un hecho premeditado, como señala la fiscalía colombiana, sino un “lamentable y doloroso” accidente.

Sigue leyendo…

La Iglesia de Colombia quiere internacionalizar el “caso Egiluz”
19-01-2000
La Iglesia católica colombiana y la ONG vasca Paz y Tercer Mundo (PTM) quieren que no quede impune el atentado que costó la vida al cooperante de Bilbao Iñigo Egiluz, de 24 años, y al sacerdote colombiano Jorge Luis Mazo, de 37. Por ello ha llegado a España Jorge Iván Castaño, obispo de Quibdó, la capital del Chocó, donde murieron ahogados los dos activistas.

Sigue leyendo…

La comisión de Derechos Humanos de la ONU conocerá el ‘caso Egiluz’
04-04-2000
El caso Egiluz, las muertes del cooperante bilbaíno Iñigo Egiluz y del sacerdote colombiano Jorge Luiz Mazo supuestamente provocadas por paramiliares en Colombia el pasado noviembre, es uno de los recogidos en el informe anual de la relatora especial de las Naciones Unidas para las ejecuciones extrajudiciales, arbitrarias y sumarias.

Sigue leyendo…

La ONU recibe información sobre la muerte del cooperante Egiluz en Colombia
08-04-2000
Los miembros de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, reunidos en Ginebra (Suiza), escucharon anteayer de boca del abogado Mikel Mancisidor que “el atentado” contra el cooperante bilbaíno Iñigo Egiluz y el sacerdote Jorge Luis Mazo “no habría sido posible sin la omisión e incluso sin la colaboración de algunas autoridades civiles y militares”.

Sigue leyendo…

Duras críticas al proceso judicial por la muerte de Iñigo Eguiluz en Colombia La ONG Paz y Tercer Mundo homenajea al cooperante al año de su desaparición
19-11-2000
Transcurrido un año desde que el cooperante bilbaíno Iñigo Eguiluz Tellería y el sacerdote colombiano Jorge Luis Mazo desaparecieron cuando la lancha en la que viajaban junto a varias personas más fue arrollada por una embarcación de paramilitares en Colombia, la ONG Paz y Tercer Mundo (PTM) criticó ayer el proceso judicial emprendido en el país suramericano. Un paramilitar está imputado por el crimen.

Sigue leyendo…

La abogada de Egiluz teme la impunidad
29-05-2001
Liliana Uribe, abogada de la familia de Iñigo Egiluz, el cooperante vasco asesinado en Colombia en noviembre de 1999, aseguró ayer en Bilbao que el crimen puede quedar impune en la medida en que no han sido encausados todos sus responsables, puesto que únicamente existe una acusación contra el autor material de los hechos, el paramilitar Jimmy Matutepalma.-

One thought on “Prentsa

  1. Ramales, 3 de agosto de 2017.

    Comienza la cuenta atrás para un viaje hace tiempo esperado. Viajamos a Colombia el 20 de agosto, Ibon, Miren, Saul, Jonathan, Silvia, Joxe y yo.

    Colombia es un país al que le debo. Le debo haber sido mi primer viaje a un país de Latinoamérica, le debo la gente que allí he conocido, que me ha dejado entrar en sus vidas y conocer sus grandezas y, a veces, también su miseria. Le debo la posibilidad de abrir los ojos a otras realidades, a otras formas de mirar el mundo y la vida, y también a esas otras formas de vivirla.

    Le debo haber encontrado en sus caminos a mucha gente a la que, de una manera inequívoca e inevitable, me siento conectada.

    Le debo la ilusión de ese primer viaje y de este tercero y, cómo no, la tragedia del segundo.

    Le debo el amor que me movió a conocerla.

    A Colombia le debo la crudeza de su realidad y la ternura de muchas miradas, de muchos abrazos. Le debo un recuerdo que se enfrenta consigo mismo, enredado, y un sentimiento que hoy es de ilusión y de esperanza, pero que en la nebulosa de mis recuerdos también fue de incomprensión, de ruptura, de soledad y de tragedia.

    Me pasaron muchas cosas la primera vez que visité Colombia, y otras tantas la segunda, demasiadas tal vez, para la mayoría no estaba preparada, y aún así, no me arrepiento de ninguna de ellas.

    Es un país en el que se puede amar, luchar, morir y hasta Crecer.

    Colombia es un país inmensamente rico, e inmensamente maltratado, igualito que sus gentes.

    Este viaje me remueve emociones, algunas viejas y otras por estrenar. No tengo miedo, de veras, llevo más ilusión y ternura que miedo en mi mochila. Pero he de reconocer que estar en los mismos sitios donde estuve contigo, sin ti, y habitar con las mismas gentes que habitamos juntos, sin ti, podría llegar a lastimarme. Gracias que voy bien acompañada.

    Recuerdo cosas muy concretas, momentos, sensaciones, olores, secretos, traumas.

    Recuerdo momentos mágicos y otros devastadores, recuerdo mucha fuerza y un sentimiento de poder con todo, tal vez inconsciente, un sentimiento tal vez demasiado joven.

    Viajo con gente a la que quiero y en la que confío, estamos unidxs por una especie de cordón umbilical por la amistad compartida contigo, Iñigo, y por la inevitable tragedia de no tenerte con nosotrxs.

    El amor que sentimos por ti nos une, que te asesinaran reforzó aún más nuestro amor y nuestro vínculo, y recordarte nos sigue uniendo, así que …ahazten ez dena ez bada inoiz hiltzen….debes andar mas vivo que nunca pelirrojo, porque anda que no te recordamos.

    Creo que de eso trata este viaje, de sentirte presente, nosotrxs y lxs que te acompañaron en Colombia, de compartir tu presencia y también tu ausencia.

    Supongo que para muchxs de lxs que viajamos, este viaje es una necesidad vital. Yo estuve contigo en Colombia, conocí a algunas de las personas con las que compartías, pero muchxs de nosotrxs no han visitado nunca el país que te vio morir, no han conocido a las últimas personas con las que pudiste compartir tu vida.

    Es como una deuda pendiente.
    Comienza la cuenta atras…

    (Laura)

Deja un comentario