Un árbol, una placa,…. Un día duro.

El pasado Sábado 18 de Noviembre un grupo de amigos y amigas de Iñigo Egiluz acudimos a la cita anual con él, dos objetivos, plantar un nuevo árbol y reparar la placa en su memoria. Allí en las faldas del Amboto, en la montaña mágica donde le queremos recordar, junto a Mari. Fue un día duro ya que el tiempo no acompañó en nada, pero eso no impidió lograr nuestro objetivo. Los sentimientos se agolparon entre todos como así lo describe Joxe.
Rekordamox kon la rabia dentro
kon la tristeza ke ni el tiempo borra
rekordamox y el rekuerdo golpea fuerte igual ke la primera notizia dada.
rekordamox y duele,
rekordamox a ibon veo en tux ojox su mirada,
veo en la boka del sergio sux palabrax
,en lax manox del barbax el zigarro ke agarraba
en lax palabrax del blotas su kalma
veo la alegria en la sonrisa de jonatan
la nobleza de quijada
veo a iñigo en 4ra
pero dentro de mi no veo nada.
solo tngo dolor no makuerdo de su kara
no sueño kon akeiax horax pasadax
no rekonozko su voz en esa zinta grabada
no me keda nada!!!!
rekordamox y busko la soledad para llorar
para ahogarme en gritox ke no salen
para retorzerme
para sangrar
rekordamox esperando ke venga mañana.


Comments are closed.